Archivo

Archive for 15/03/2012

Desde Noruega

15/03/2012 1 comentario

Hace unos días, recibí el email de un amigo que lleva tres años trabajando en Noruega. Me hablaba de cómo están las cosas por allí, y de cómo nos ven a España los noruegos. Mandaba abrazos y recuerdos para toda la peña de amigos que dejó atrás, y prometía venir en vacaciones.

Reconocía que había tenido mucha suerte “fui de los primeros”, pero que ahora, los españoles que diariamente llegan a Oslo lo tienen muy difícil. El idioma no se aprende en un día y el trabajo para los emigrantes hispanos empieza a escasear. “He conocido muchos dramas”.

“No voy a volver”, asegura en una parte de la carta, y luego reafirma:  “Si las cosas se tuercen en Noruega probaré suerte en otro sitio: Dinamarca, Holanda o Canadá. Pero a España se que no voy a volver”.

Sus motivos los encuentros un poco más abajo: “no voy a volver al país del que me echaron, porque eso es lo que han hecho con todos nosotros”. “Prefiero quedarme aquí, donde saben apreciar a los trabajadores y no los explotan como a ganado”. “Me siento solo, pero sé que aquí se vive mejor de camarero o fregando suelos que en España trabajando en un banco o en un colegio”.

Pero no se olvida de su país y se compromete con él: “nosotros, los emigrantes, levantaremos el país como lo hicieron nuestros abuelos. Pero los de en medio, quienes hoy gobiernan y están sentados en los consejos de administración, esos han fracasado”.

Tiene razón. Si después de cincuenta años, los jóvenes tienen que imitar a sus abuelos y buscar su futuro en la emigración, sea fracasado como país, como padres y como hombres. 

Aprender idiomas

El otro día escuchaba a cierto ministro hablando de la necesidad de aprender inglés. Lo curioso es que al hombre le sacas del “Hello”, el “stop” y el “ok” y está perdido.

También he leído al candidato del PP en Andalucía, al señor Javier Arenas, prometer 20.000 becas para estudiar idiomas en el extranjero. ¿Será para que los más jóvenes se vayan preparando para los que les toca?

Hablar inglés hoy es tan necesario como saber multiplicar o dividir. Quien piense lo contrario es ceporro, ceporro. Pero resulta que ya hay una generación muy preparada que habla inglés. Una generación de la que parece nadie se preocupa. ¿Y sabe que es lo que están haciendo con sus títulos y su inglés? Buscando trabajo en Laponia.

“Como el tonto coja la vela. Esta se apaga y el tonto se queda” (refrán popular). 

A %d blogueros les gusta esto: