Archivo

Archive for 31/03/2012

El Gobierno Perdona a los Defraudadores

El gobierno presidido por Mariano Rajoy, no contento con acabar con el estado social, quiere también liquidar el estado de derecho. ¿Somos todos los españoles iguales ante la ley? No. El empresario o profesional adinerado e insolidario que tiene la costumbre de defraudar a hacienda es más que usted y que yo; más incluso que aquel que en su misma situación paga con puntualidad sus impuestos.

Defraudar a hacienda es un delito, pero los delincuentes de guante blanco nunca van a la cárcel en la España de Rajoy. A ellos se les perdonan los impuestos, los intereses, y la comisión misma del delito.

El gobierno de Rajoy, en vez de luchar contra el fraude, se dedica a perdonar los impuestos a los más ricos y aprueba una amnistía fiscal que permitirá tributar por las rentas no declaradas un 10%, cantidad sensiblemente menor a la que debería haber pagado en su momento.

Cada día está más claro que este gobierno ha olvidado el interés general y solo legisla para la plutocracia reinante. No contentos con aprobar una subida de impuestos que perjudica a las clases medias e imponer una reforma laboral que sitúa nuestro mercado del trabajo en condiciones similares a la de países como China o Taiwán, ahora pretenden perdonar a quienes estafaron a hacienda sus responsabilidades civiles y penales. 

Presupuestos Generales

Rajoy ocultó los Presupuestos Generales del Estado para evitar que pudieran perjudicar los intereses electorales en Andalucía. No le sirvió para mucho, solo para constatar lo que algunos ya sabíamos: lo poco que le interesa dar respuesta real a los problemas y lo mucho que le importa quedar bien ante sus amigos ricos y perpetuarse en el poder.

Sin más tiempo para esperas, sin siquiera explicarlos previamente a los agentes sociales o a los grupos de oposición, aprueba en Consejo de Ministros unos presupuestos que liquidan las ayudas a la dependencia y suben los impuestos.

Dicen los del PP que sólo subirá el impuesto de sociedades, pero este lo pagan muchas Pymes, y el no crear una figura jurídica propia para las grandes corporaciones, hará que el esfuerzo, como siempre, recaiga sobre las clases medias. Para los ricos se promete una amnistía fiscal con una tributación del 10%, la tercera parte de lo que realmente deberían pagar al Estado para estar en igualdad de condiciones respecto a las Pymes y los autónomos.

El recorte lo cifran en Ministerios, y prometen mantener las pensiones, los subsidios por desempleo y otras medidas de corte social. Lo que no dicen es que las políticas sociales, en especial educación y sanidad, están transferidas a las Comunidades Autónomas, las cuales recortarán cuando les llegue el momento de revisar sus presupuestos a causa del recorte.

También, en su obsesión por hacer de la Constitución Española un papel mojado, sube las tasas en justicia. Si ya estaban liquidando el Estado Social, ahora pretenden liquidar el Estado de Derecho, pues no todos los españoles vamos a ser iguales ante la ley. A partir de ahora, si usted quiere justicia más vale que tenga el dinero para pagarla. Pero si usted es estafó al fisco no tiene de qué preocuparse, puede declarar todo el dinero negro que ha ido amasando todos estos años y tributarlo al 10%, una tercera parte de lo que debería haber pagado en su momento.

A %d blogueros les gusta esto: