Archivo

Archive for 10/04/2012

Al dos le sigue el tres

Si, ya lo sé, es una perogrullada; pero me viene que ni pintada para ilustrar lo que está siendo el eje de gobierno de Rajoy: los incumplimientos.

  1. Durante la campaña electoral aseguró que no subiría los impuestos. Y le faltó tiempo para subirlos nada más dormir las primeras noches en el palacio de la Moncloa.
  2. En las elecciones prometió no abaratar el despido. Y ha impulsado una Reforma Laboral que no sólo abarata el despido, es el mayor ataque a los derechos laborales de la historia española.
  3. El tercero viene de camino: acabar con el Estado Social. ¿Cuántas veces le hemos escuchado a él y a los suyos asegurar que no tocaría la sanidad ni la educación? Muchas. Tantas que hace solo una semana, la sanidad era intocable. Pero han vuelto de la Semana Santa, y tras sus ejercicios espirituales, la sanidad se ha convertido en insostenible. Lo que en el lenguaje de Rajoy significa: reducción de la cartera de servicios sanitarios y repago por la atención médica en los hospitales públicos.

Dos de las mentiras del PP ya son un hecho. A la tercera le queda nada para hacerse realidad. 

No al Concordato

El Partido Socialista presentará una propuesta no de ley para que el Gobierno derogue la prórroga mediante la que se mantiene vigente el Concordato con la Iglesia Católica firmado durante la transición.

La decisión está motivada por el giro ultraconservador del gobierno que plantea legislar conforme a la moral católica, imponiendo leyes inspiradas en la doctrina católica a todos los españoles, sean o no creyentes de esta confesión religiosa. En particular, se escenificará la propuesta de fin del Concordato a la vez que el PP intente reformar la ley del aborto.

Dada la mayoría absoluta de la derecha en el parlamento es muy improbable que la medida salga adelante. Sin embargo, supone un cambio importante en la actitud del PSOE ante esta situación. Los socialistas siempre se han mostrado partidarios de la conciliación de la Iglesia y el Estado a fin de evitar cualquier confrontación con la mayoría católica. Pero el nuevo rumbo de los acontecimientos, con la mayor ofensiva ultraconservadora de los últimos treinta años, obligan al PSOE a modificar también sus posiciones respecto a la relación Iglesia – Estado.

Rubalcaba ya avisó de lo que podía suceder. Si se tocaban ciertos acuerdos sociales y se rompía el consenso que ha durado más de treinta años, el PSOE se replantearía sus posiciones respecto al Concordato y el papel que la Iglesia debe jugar en el conjunto de la sociedad. 

A %d blogueros les gusta esto: