Archivo

Archive for 14/05/2012

Merkel se hunde

Las elecciones del Estado de Renania del Norte – Westfalia, el länder alemán más poblado e industrializado de Alemania, han golpeado con dureza a La Unión Demócrata Cristiana (CDU) de Merkel.

Si bien es cierto que los resultados en esta región alemana siempre han favorecido a la izquierda, la cual ya estaba en el gobierno de este Länder, nadie esperaba unos resultados tan pobres. La CDU de Merkel ha cosechado los peores resultados de su historia, los peores resultados desde el final de la II Guerra Mundial.

Los liberales, en coalición con los conservadores en el Gobierno Federal, han logrado un paupérrimo 8,5% de los votos. Prácticamente los mismos que el Partido Pirata, que tras dar la sorpresa en el Estado de Schleswig – Holstein, vuelven a entrar en un Parlamento con el 8% de los electores a su favor.

Los resultados electorales que se van sucediendo en Alemania demuestran la tendencia a la baja de los conservadores, y más especialmente de los liberales, a quienes se les está castigando con mayor dureza. El barco de la CDU se hunde, pero Merkel continua con su sinfonía cual orquesta del Titanic. Lo malo es que tiene a Rajoy tocando la pandereta al son que ella marca.    

Hechos que hablan por sí solos

Este fin de semana hemos asistido a la conmemoración del Primer Aniversario del 15-M, el cumpleaños de los millones de indignados anónimos que decidieron, de forma libre y espontanea, seguir siendo anónimos pero dejar de estar callados.

Desde el principio, la derecha política y mediática ha luchado por demonizarlos, convertirlos en radicales que quieren destruir nuestro modo de vida y hacer de las calles un salvaje oeste de violencia y peligro.

Los hechos demuestran que los radicales visten traje y corbata, soflaman contra lo que desconocen y amenazan con más represión. Ellos son los radicales, y ellos son los auténticos antisistema.

Los indignados somos todos. Hombres y mujeres anónimos cansados de que se les dé dinero a la banca y nos recorten derechos sociales, sanitarios y laborales.  Hombres y mujeres en busca de un empleo. Y jóvenes, muchos jóvenes que se sienten estafados y que con toda justicia reclaman a la generación que ahora está en el poder, no solo soluciones, sino que asuma su responsabilidad.

Quienes salimos a la calle a manifestar nuestra indignación somos los nietos de quienes sufrieron el exilio y la emigración. Nietos que vemos con tristeza que la emigración es la única alternativa si queremos alcanzar unas condiciones de vida siquiera parecidas a las de nuestros padres. Pero no nos resignamos, seguiremos luchando, con la palabra y la razón, sin violencia ni amenazas. Seguiremos mostrando vuestras vergüenzas y vuestros miedos.

Quienes intentan confundir a la opinión pública usan una vieja estrategia: repetir una mentira hasta que se termine convirtiendo en verdad. Sin embargo, los hechos hablan por sí mismos. Quienes se acercaron a las concentraciones convocadas por el 15-M pudieron constatarlo. 

%d personas les gusta esto: