El precio de la indecisión

Ayer de Guindos solicitó el famoso rescate a la banca, pero sigue sin desvelar las condiciones del mismo. Como era de esperar, los mercados reaccionaron en contra: la bolsa se hundió un 3,67% y la prima de riesgo volvió a elevarse hasta los 517  puntos.

Nada causa más daño  a la economía de un país que la indecisión. Casi ha transcurrido un mes desde el anuncio del rescate financiero a la banca y aún no sabemos nada de él. Desconocemos los plazos de devolución y los tipos de interés del préstamo. Incluso aún seguimos sin tener claro si computará como deuda del estado (es decir, afectará al déficit público) o no. a la par que se hacía pública la carta enviada por de Guindos  al Eurogrupo, el ministro de Asuntos Exteriores dejaba entrever que la posibilidad de un rescate directo a la banca, sin pasar el dinero por las manos del Estado, estaba sobre la mesa.

La gestión de la comunicación sobre todo este asunto está causando tanto daño como la propia crisis de Bankia. El gobierno juega con una agenda más interesada en combatir el descrédito interno y la desilusión que el gobierno de Rajoy está provocando entre sus propios votantes, que en los intereses reales de España.

Resulta evidente que el gobierno no quiere hacer nada antes de septiembre. Antes de actuar, espera lograr que la Unión Europea ponga en marcha las distintas medidas que favorezcan el crecimiento. Si en su momento Rajoy apostó todo a complacer a Merkel, ahora confía en que los resultados de las gestiones de Hollande y Monti en la Unión Europea contribuyan al crecimiento económico y la salida de la crisis.

Rajoy no está gobernando. En el mejor de los casos gestiona. En vez de asumir responsabilidades y actuar con urgencia para clarificar la situación en España, intenta ganar tiempo para subirse al tren ganador en el último momento. El problema es que aún no es seguro que Hollande logre sus objetivos en Europa, ni que seamos capaces de subirnos a ese tren una vez se ponga en marcha.

Y mientras el presidente Rajoy deshoja la margarita, la bolsa por los suelos, la deuda por las nubes y los ciudadanos sufriendo los recortes impulsados por su gobierno. 

About these ads
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: