Inicio > Banca Española, Crisis, FMI, Gobierno, IBI, Iglesia, País, Política, PP, Rajoy, Recesión, Reforma, Rescate > La lista de los despropósitos de Rajoy

La lista de los despropósitos de Rajoy

No pretende ser exhaustiva, pero sí ilustrar la estupidez de un gobierno que hace mucho que agotó su crédito político dentro y fuera de nuestras fronteras.

He aquí el decálogo de la estupidez.

  1. Subió el IRPF en vez del IVA. Fue muy criticado por ello, sobre todo en Bruselas. Al final terminó por subir el IVA incluso más de lo que se le pedía. Torpeza supina número uno.
  2. Retrasar los presupuestos. Siempre más preocupado por los intereses de su partido que por los de España, retrasó la presentación de los presupuestos hasta celebradas las elecciones Andaluzas. Esto supuso una pérdida de tiempo vital, y varios meses gastando por encima de los ingresos.
  3. 3.       Aceptar las teorías de Merkel. Además de erróneas, las políticas de la canciller alemana ya estaban siendo muy contestadas en Europa. Todo hacía prever una victoria de Hollande y un cambio de rumbo europeo. Se subió al tren justo cuando este comenzaba a frenar su marcha.
  4. Nacionalización de Bankia. Torticera a más no poder. Baile de cifras, el presidente del Banco de España criticando al gobierno, lentitud, y los ministros económicos reconociendo ante el mundo que nuestro sistema financiero era un mojón, pero negándose a pedir el rescate.
  5. Tú dices tomate, yo digo rescate. El PP está acostumbrado a que los medios de comunicación le rían las gracias y defiendan a cualquier precio. Pero Europa no funciona así. En Europa, los lameculos y sobacalzones están contados. La prensa seria no admite gilipolleces. Negar el rescate supuso un ridículo internacional de proporciones colosales. Ningún gobierno supera un ridículo de esta magnitud en Europa. Rajoy perdió ese día toda la credibilidad que tenía, y que tampoco era mucha.
  6. 6.       Poner en aprietos a los gobiernos europeos. El mecanismo de decisión europeo obliga a que muchas decisiones tengan que ser ratificadas en los parlamentos. Tal es el caso de Alemania, Holanda, Austria o Finlandia. Cuando Rajoy negó que existieran condiciones al rescate financiero, puso en un aprieto a sus socios. Los electores y la oposición de los gobiernos que nos prestan el dinero torcieron el gesto ante las declaraciones de Rajoy; a punto estuvo de cosechar un rechazo por bocazas. Los gobiernos que comprometieron la ayuda pusieron a Rajoy en su lista negra.
  7. 7.       Poner en aprietos al BCE. El Banco Central Europeo nunca reconoce la compra de deuda de países de la Unión. Es una institución independiente del poder político – al menos en lo formal – y muy celosa de su autonomía. Cada vez que un ministro salía exigiendo la ayuda del BCE, más lejos quedaba esa ayuda. Al exigir que el BCE comprase la deuda, estaba impidiendo que la comprase. Si la prima bajaba, se sabría que era por la acción del BCE y tendría lecturas muy variadas entre los gobiernos de la UE, razón por la que el BCE quedaba atado de pies y manos por las declaraciones de los ministros españoles.
  8. No presentar ningún plan para dinamizar la economía. Las políticas de crecimiento también han sido una exigencia internacional. Incluso el FMI las ha pedido. Rajoy no ha puesto ningún plan sobre la mesa, ganándose la desconfianza de los mercados en el futuro. Cuando las cosas van mal, corresponde al gobierno asumir la responsabilidad, liderar y empujar el carro. Rajoy ha confundido el liberalismo con el abstencionismo económico. Y ese error tiene un precio altísimo.
  9. 9.       La incontinencia verbal. A irresponsables y bocabuzón no les gana nadie. Los ministros, desde Soraya, a la sazón jefa del espionaje, a Montoro, llevan meses anunciando el fin de los tiempos. ¿Cómo es posible que un Ministro de Hacienda diga que <<no hay dinero ni para pagar las nóminas>>? Esta frase cosechó repercusión mundial. El PP se ha pasado un mes dibujando la imagen de un país quebrado para justificar sus medidas.
  10. 10.   Culpar a Zapatero. A estas alturas, los gobiernos europeos creen que Rajoy ha perdido el norte. Quizás le pueda servir para consumo interno culpar a Zapatero. Fanáticos y subnormales los hay en todas partes. Pero en Europa, donde abundan países con una gran tradición federal, el cuento no cuela. Gran parte del déficit y la desastrosa situación de nuestras finanzas y nuestras economías se gestó en los gobiernos autonómicos del PP. Cuando culpaban a Zapatero, estaban lanzando a Europa un mensaje de no enmienda. Si en vez de culpar de todos los males al anterior ejecutivo, hubiesen agarrado por el cogote a sus compañeros de partido, regidores de autonomías y ayuntamientos, dándoles su merecido, Europa habría apoyado a Rajoy. Al no hacerlo, Europa ha interpretado que Rajoy es un pelele incapaz de imponerse dentro de su propio partido, o que es un sectario incapaz de reconocer los errores; o las dos cosas al mismo tiempo.

 

About these ads
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: