Archivo

Archive for 31/07/2012

Pues me chivo a Merkel

UGT y CCOO, o CCOO y UGT, como prefieran – tanto monta, monta tanto Toxo como  Méndez – se reunieron con Ángela Merkel el pasado día 5 de julio. Fue un encuentro discreto. O sea, de los que se hacen a puerta cerrada y en la clandestinidad.

Le fueron con el cuento a Merkel de lo mal que está haciendo las cosas en España el señor Rajoy. Que si la reforma laboral solo destruirá empleo, que si la sanidad se deteriora, que nos han quitado subvenciones… oiga, que este paso nos arruina.  Pero que somos buenos y responsables: huelgas generales las justas, y movilizaciones las menos; pero que tenemos que salir a la calle y decir que estamos enfadados o la gente se enfadará también con nosotros.

Aún no ha transcendido si Merkel les regaló un babero o un paquete de clínex. Algunas fuentes cercanas al encuentro, aseguran que la canciller les acarició el lomo y rascó las orejitas. Lo cual fue celebrado por los dos sindicalistas, que regresaron muy contentos a casa y convocaron un frente social para intentar tener controladas las protestas. No vaya a ser que los paisanos – que los hay muy brutos – terminen por darse cuenta del compadreo y se pongan en plan cafre.

Este tipo de reuniones entre Merkel y los agentes sociales de media Europa no es nada nuevo. La canciller alemana tiene la costumbre de reunirse periódicamente con los interlocutores sociales y económicos de los países de la UE. Es una de esas cosas que han sabido hacer los alemanes y nosotros no: dirigir el cotarro sin que se note.

Este tipo de reuniones es una prueba evidente de la falta de democracia en la UE y la necesidad de reformar las instituciones europeas. Si queremos que la democracia siga teniendo sentido en nuestras vidas, debemos luchar para construir lo antes posible los Estados Unidos de Europa. Esta es la única manera de ser gobernados por aquellos a quienes nosotros otorguemos la confianza, no por quienes han sido elegidos por otros.

Merkel hace lo que hace – y dice lo que dice – porque sólo tiene que responder ante sus electores alemanes. ¡Cuánto cambiarían las cosas si también tuviese que ser elegida por franceses, italianos, españoles o griegos! Si los intereses electorales y políticos de los líderes europeos pasasen también por los resultados electorales obtenidos en todos y cada uno de los países que integran la UE, otro gallo cantaría.

Europa precisa un Parlamento fuerte y un Presidente europeo con respaldo democrático. Mientras no tengamos eso, los sindicatos seguirán reuniéndose con nocturnidad con un la Merkel de turno, y las decisiones que nos afectan en nuestro día a día se tomarán muy lejos de nuestras fronteras y serán juzgadas por los electores de otra nacionalidad. Es decir, no seremos europeos, sólo ciudadanos de un Estado Libre Asociado cuyos dirigentes teatralizan protestas, pero pactan en Berlín una agenda común y oculta. 

El PP comienza a sufrir disidencias

En las últimas semanas hemos sabido de muchos concejales que han decidido abandonar el Partido Popular por no estar conformes con la política que desarrolla su partido a nivel nacional. Es el caso de concejales de los ayuntamientos onubenses de Isla Cristina o Punta Umbría. Gente honesta que se marcha sin hacer ruido para no traicionarse a ellos mismos.

 Las bajas más significativas se han dado en la provincia de Huelva, lo que invita a creer que también están relacionadas con los procesos internos del PP en esta comunidad autónoma. No son tampoco unos comportamientos generalizados, pero evidencia que algo está pasando en el seno del PP. Basta con acercarse a su web, para ver los muchos comentarios de crítica que simpatizantes y afiliados del PP están dejando a su líder.

La desilusión entre los votantes de la derecha acampa a sus anchas. Cada vez más gente se arrepiente de haber apoyado a Rajoy. Se manifiesta también, que el PP carece de la base electoral de la que presume, y que muchos de sus votantes sólo lo apoyan para perjudicar al Psoe. Mucho tendrá que cambiar las cosas para que no asistamos a una ruptura del PP y el nacimiento de una escisión. Aunque quizás esta escisión ya exista y sea la que lidere Mario Conde. De ser así, puede que el revés que obtenga el PP en el País Vasco y en Galicia sea mayúsculo, abriéndose el año que viene la caja de pandora. Rajoy debería, aunque sólo sea por propio instinto de supervivencia, rectificar cuanto antes las desastrosas políticas que está impulsando.

Por desgracia, Rajoy es hombre de fe. De fe en su verdad absoluta. Cree estar en posesión de la verdad y nada ni nadie le harán cambiar de idea. Prefiere inmolarse políticamente antes que dar su brazo a torcer. La esperanza es que algunos miembros de su gobierno no tengan tantas ganas como él de poner fin a sus carreras y sean capaces de convencerle de la conveniencia de un giro en su política. Sin embargo, yo no apostaría por ello. Rajoy es un superviviente; ya ha resucitado otras veces y espera volver a hacerlo. Queda mucho para las próximas generales y confía en resistir lo suficiente para que los vientos de la economía cambien. La ingenuidad testaruda del creyente.

 

Pintan bastos en la Cope

La cadena de la Iglesia Católica vivirá en los próximos meses una situación difícil, de profunda restructuración. Al parecer, para Rouco y los suyos, la cadena no es lo suficientemente de derechas que deberían ser. No están nada contentos con los resultados de la gestión. Por eso están buscando desesperadamente forma y manera de sustituir a los actuales gestores de la cadena por los descartes de Intereconomía.

Alfredo Dagnino y Julio Ariza pronto formarán parte de la Cope y 13Tv. Aún sólo es un rumor. Pero demasiado ruidoso para no ser cierto. El tiempo nos dirá si es verdad o no lo que algunos ya dan por seguro. 

A %d blogueros les gusta esto: