Archivo

Archive for 08/08/2012

La hipocresía del PP

Que el PP es un hipócrita no es novedad. Tampoco vamos a cargar nuestras tintas sólo contra la derecha en esta cuestión, pues la hipocresía es tan de la política como el acné de la adolescencia. Es muy plural y democrática, afecta a todas las ideologías y todas las fuerzas políticas por igual. El problema llega cuando la hipocresía alcanza extremos en los que se convierte en cinismo y desfachatez.

El sector más ultraconservador del PP es el más partidario de convertir España en una suerte de Vegas de Europa. Si durante años nos hemos mirado en California, aceptando de manera tácita que nuestro país cumpla en Europa el mismo rol que California en EE.UU, con la llegada del magnate Sheldon Adelson y su complejo de casinos, bajamos un nivel para convertirnos – como ya hemos dicho en alguna ocasión – en el barrio chino de Europa.

Llama la atención que los sectores de la derecha que apoya la puesta en marcha del Eurovegas sea también el más cercano a la Iglesia Católica. Ahora sabemos que, además de las críticas morales que se pueden hacer a este proyecto, también hay algunas cuestiones oscuras relacionadas con sobornos y blanqueo de capitales.

Según los medios norteamericanos, el magnate Sheldon Adelson está bajo sospecha de sobornos a funcionarios del gobierno chino  y está siendo investigado por blanquear dinero del narcotráfico. En concreto, la prensa americana acusa al grupo de casinos de Adelson de blanquear dinero de un cártel de la droga mexicano. Ron Ress, portavoz de la corporación Las Vegas Sands, ha desmentido estas acusaciones.

La justicia americana continua su investigación. En breve saldrán nuevos datos a la luz. Pero sobre todo, la investigación llegará a su fin y determinará si son culpables o inocentes de blanquear dinero a través de sus casinos. Si fueran ciertas las acusaciones ¿cambiará de actitud el gobierno del PP? De hecho, ante la gravedad de los hechos de los que se acusa a las empresas de Sheldon Adelson, lo lógico sería suspender cualquier decisión hasta que no se aclare todo este asunto. Sin embargo, algo me dicen que no tendrán interés ninguno en hacer lo que a todos nos parece lo más correcto. 

A Dios lo que es de Dios, y Cesar lo que es del Cesar

Es una cuestión de justicia reconocer a la Iglesia aquello que hace bien. En especial si se ha sido, como yo, muy crítico con sus actuaciones. A nadie que lea con regularidad este blog se le escapa mi actitud contraria a las posiciones ultraconservadoras de la Iglesia Católica. De comulgar con ellos estoy libre de sospecha. Pero debo reconocer que no todo en esta Institución es malo ni merece la crítica mordaz de la que suelo hacer gala.

En las últimas semanas, la autoridad de Rouco se ha visto torpedeada por continuas manifestaciones públicas de organizaciones católicas y obispos de diferentes diócesis. No se trata de disidentes que cuestionen los dogmas católicos o la doctrina del Papa, sino de religiosos y hombres de fe que no están dispuestos a comulgar con carros y carretones.

La Conferencia Episcopal Tarraconense se ha desmarcado de la Conferencia Episcopal Española y el apoyo que esta última parece ofrecer al núcleo ultraconservador del PP. También el obispo de San Sebastián, monseñor Jose Ignacio Munilla, ha hecho públicas duras críticas hacia las instituciones financieras y la corrupción política. Ha llegado a manifestar que <<sisar a Hacienda parecía estar fuera del campo moral>> o que <<las administraciones han gastado el dinero que no tenían, comprometiendo el futuro de las generaciones venideras>>. 

En la homilía que celebró en la basílica de Azpeitia con motivo de festejar el aniversario de San Ignacio de Loyola, supo fijar correctamente algunos de los errores que nos han traído a la actual situación e incluso identificar la pobreza moral y ética que los permitió. Resulta también interesante el hecho de haber elegido un marco “jesuita” para hacer valer su opinión.

No es esta la única voz que se alza contra el silencio de la Conferencia Episcopal y su evidente alineación política. También la Hermandad Obrera de Acción Católica y la Juventud Obrera Católica firmaron juntos un comunicado en el que se cuestionaba la Reforma Laboral de Rajoy. Este documento, que fue distribuido en diferentes parroquias, fue censurado por Rouco Valera. Sin embargo, el cardenal Lluís Martínez Sistach, arzobispo de Barcelona y miembro de la Prefectura de Asuntos Económicos de la Santa Sede, es decir: uno de los hombres más poderosos dentro de la estructura de la Iglesia y en especial del Vaticano, no sólo permitió que el documento fuese distribuido en las iglesias bajo su jurisdicción, sino que lo apoyó expresamente.

Pocas veces tengo la oportunidad de escribir algo bueno sobre la Iglesia. Casi siempre que hablo de esta institución es para criticarla. Pero crean que me alegro de poder teclear a favor de la actitud de estos religiosos, algunos de ellos muy influyentes, y católicos de base. No comparto sus creencias, es cierto, pero las respeto, y sobre todo, soy consciente de la necesidad de una Iglesia Católica moderna y comprometida para el bien de la sociedad y en especial de sus fieles.

No voy a tirar cohetes de alegría. Tampoco es que hayan dicho nada del otro jueves, pero han abierto una fisura importante, demostrando que hay muchos religiosos que comprenden a la sociedad y sus problemas y están dispuestos a arrimar su hombro dejando a un lado sus intereses particulares y las posiciones dogmáticas de algunos.

 

%d personas les gusta esto: