Archivo

Archive for the ‘escarnio público’ Category

Periodistas valientes denunciados

10/07/2012 1 comentario

Café am llet es una publicación gratuita de la provincia de Girona, y también uno de las páginas de internet más seguidas de Cataluña. Bien, pues esta revista elaboró un vídeo titulado “El robo más grande de la historia de Cataluña”,  en el que se denunciaba la corrupción en la sanidad catalana, algo que medios de comunicación más grandes no tuvieron los redondos de hacer.

El documental, que no tiene desperdicio,  investiga los entresijos de la sanidad catalana y las supuestas relaciones corruptas entre políticos y empresas del sector. Tan demoledor, serio y riguroso era el documento elaborado por Café am llet, que el Tribunal de Cuentas ha abierto una investigación basándose en las pruebas que aportaban.

El trabajo realizado por los periodistas y editores del semanario, Marta Sibina y Albano Dante, hubiese sido reconocido con algún premio periodístico en cualquier país democrático y libre, salvo en España. Aquí, ante la cobarde e inexplicable actitud sumisa de muchos de sus compañeros de profesión, han sido demandados por atentar contra el honor de uno de los implicados.

El demandante es el señor Josep María Via, un asesor de Arthur Mas. Este señor se siente ofendido porque unos periodistas arrojen luz sobre el oscuro mundo de la gestión sanitaria – en la que él mismo ha participado – en un momento como el actual, marcado por los recortes y el fin de la gratuidad de los servicios. Curiosas las razones por las que algunos se ofenden.

Como siempre hay puristas que rebuscan en detalles argumentos con las que sostener lo absurdo,  comentar que siquiera se contactó antes con la revista para solicitar una rectificación. Esto es lo habitual en las personas decentes. No quiero decir que, quien no lo haga es un indecente. ¡Líbreme Dios de tal atrevimiento! Pero mantengo lo que he dicho: las personas decentes suelen solicitar una rectificación, o un espacio para dar su versión y aportar las pruebas que estime oportuno, cuando la información que alguien facilita es errónea.

Todos nos podemos equivocar. Errar es de humanos. Y si acaso existe algún error, o alguien se siente ofendido por una expresión, que quizás no tenía mala intención, lo lógico es pedir explicaciones, disculpas  y, en su caso, una rectificación. Eso es lo habitual. Si lo que se pretende es otra cosa, enviar un aviso a navegantes, por ejemplo, el proceder es diferente. Entonces lo que se hace es acudir directamente a los tribunales.

Si estos tribunales sentencian contra los periodistas se les jode la vida y el semanario quiebra. ¿Qué mejor aviso que ese para los medios críticos con las actuales políticas, en especial los pequeños e independientes que se mueven por la red? Claro que no tiene por qué ser ésta la razón que motive la denuncia presentada contra la publicación. Pero lo parece. Y mucho. 

Enlace para apoyar a estos dos periodistas: http://www.lademandadevia.org/?p=17

Post sobre el deterioro de la libertad de prensa: http://paisdeciegos.com/2012/06/29/demoledor-informe-sobre-la-libertad-de-prensa/

El ruido de los cántaros

Allá por el siglo XIII, Alfonso X dijo aquello de <<los cántaros, cuanto más vacíos, más ruido hacen>>. No fue por esto que ganó el apelativo “el Sabio”, pero bien que la frase hace honor al sobrenombre.

Ayer supimos que la riqueza española cae por debajo de la media europea. Lo intuíamos, pero ahora nos lo confirman oficialmente: somos pobres. Pero esto no le importa a nadie. Ni la destrucción de la riqueza, ni el paro, ni el G20, ni las tribulaciones de Dívar, ni los sueldos de los políticos, ni la colocación de sus parientes en la nómina del Estado. Tampoco importa mucho que la prima de riesgo esté sangrando las finanzas públicas o que un inminente rescate, o sucesión de ellos, acabe por dar el tiro de gracia a nuestra renqueante protección social.

Lo importante es Sara Carbonero. O esto es lo que se desprende del jolgorio que se ha montado en Twitter a raíz de los comentarios bochornosos que se hacen sobre esta periodista. Este escarnio público de la reportera deportiva encierra muestra lo peor de nuestra sociedad: el repugnante machismo, la ignorancia burlona y la cobardía.

En estos días, cuando tanto anda en juego, los eunucos mentales dedican su tiempo y esfuerzo en ridiculizar el trabajo ajeno. Bien valdría a este país que el <<trending topic>> de la semana fuese <<regeneración política>> <<crecimiento económico>>. Pero va a ser que no. Que este país está condenado a sufrir los <<Gracias Sara>> y demás chorradas.

Quienes actúan así en Twitter, Facebook, Menéame y demás redes sociales, por no tener, no tienen ni vergüenza. Ocultan su mísera personalidad bajo Nick ridículos desde los que arrojar la piedra y esconder la mano. No tienen lo que los hombres tienen para ir de cara. Se ocultan en el anonimato, en la manada.

La España de los currantes lucha contra viento y marea por salvar los pocos muebles que quedan. O parten al extranjero, como en su tiempo hicieron nuestros abuelos, a ser siervos en otras tierras a cambio de un mal plato de comida. Mientras, los cántaros, animados por el anonimato que permite internet y alimentados por la envidia, dedican su tiempo a machar a quienes intentan hacer bien su trabajo e intentan empujar al país hacia una salida honrosa.

Alguien debería actualizar el discurso de las dos Españas, porque hay dos Españas: la del agua y la del cántaro. Y hay más cántaros que agua.

%d personas les gusta esto: