Archivo

Posts Tagged ‘congelación’

Hacia el segundo incumplimiento electoral

Durante la campaña electoral, Rajoy y el resto del PP defendieron la conveniencia de bajar los impuestos. La razón era sencilla: menos impuestos, más dinero en manos de los ciudadanos, ergo más consumo y mejora de la economía gracias al aumento de la demanda interna del país. Quedaba por resolver cómo el gobierno podría sanear sus cuentas si, endeudado como está, baja sus ingresos. No hay problema, para eso está la llamada curva de Laffer, o lo que es lo mismo, la conjetura de que una bajada de impuestos eleva los ingresos porque se produce menor fraude fiscal.

La realidad, tozuda, se le impone, y nada más sentarse a presidir el Consejo de Ministros, Rajoy – Soraya, deciden subir el IRPF. Y es que una cosa es predicar y otra dar pan. Es evidente que lo sabían antes de ganar las elecciones y mintieron para evitar una pérdida de votos. Lo contrario, es decir, que la subida de impuestos fue improvisada tras la toma de posesión y el acceso a las cuentas públicas, es más preocupante, pues supone que el gobierno no tiene ni idea de hacia dónde se dirige y cuáles son las medidas que el país necesita.

Soy de quienes creen que Rajoy y el PP mintieron sobre los impuestos. ¿En qué otras cosas engañaron a la opinión pública? Apuesto que en la creación del Banco Malo. Es decir, que los activos inmobiliarios devaluados por la crisis nos los comamos todos los ciudadanos. Puede que la forma no sea exactamente la que los medios de comunicación han estado aireando, y se busque un instrumento más sutil, como el Fondo de Garantía de Depósitos, para adquirir el suelo y sanear así los balances de las entidades financieras.

La alternativa – que parece no incomodar al ministro de economía –, sería elevar hasta en un 50% las provisiones de los bancos en relación a los préstamos con garantía inmobiliaria. Para simplificar la explicación: obligar a los bancos a reconocer sus pérdidas, aún maquilladas por una valoración al alza de sus activos inmobiliarios. Esta decisión supondría la bajada espectacular de los beneficios de los bancos y más de una quiebra – salvo que encuentren marido a entidades en peor situación –, razón por la que creo que no terminará de implementarse medidas de esta naturaleza. El gobierno se inclinará hacia la búsqueda de un instrumento que, evitando llamarlo Banco Malo, cumpla la misma función que esté: absorber los activos tóxicos.

Sé que me estoy lanzando al ruedo con esta predicción, difícil de precisar en el tiempo por la proximidad de las elecciones en Andalucía, pero estoy convencido que los expertos de marketing y social media del gobierno ya están pensando en cómo vendernos a los ciudadanos esta decisión. 

Algunas de las causas del déficit público

Aeropuerto peatonal de Castellón = 150 millones de euros.

Estatua en honor al señor Fabra = 300.000 euros.

Publicidad del aeropuerto sin aviones = 30 millones de euros.

Halcones para proteger las pistas que nadie usa = 500.000 euros /año.

Salario por dirigir un aeropuerto sin aviones = 84.000 euros /año.

Maqueta de las torres que no se construyeron en la Ciudad de las Artes  = 15 millones de euros.

Circuito Urbano para la Fórmula 1 =100 millones de euros.

Precio por que se dispute la Fórmula 1 en Valencia = 30 millones de euros.

 ¿Cuándo Rajoy será capaz de ver la viga en su ojo y dejar de señalar la paja del ajeno?

Ganancias con la “CRISIS”

La edición digital del de 9 de enero del diario El Mundo, se hacía eco de un informe del Barclays en el que se afirma que el BCE ha obtenido una rentabilidad de 1.000 millones de euros gracias a la deuda de España.

8.000 millones de euros es la cifra de beneficios que se estima logró el Banco Santander durante el pasado ejercicio.

Los beneficios de ENDESA durante el primer semestre del año pasado (aún queda para conocer las fechas de cierre de ejercicio) alcanzaron los 1.283 millones de euros.

Y los beneficios de Telefónica, empresa que despedirá a más de 6.000 trabajadores, rondarán los 10.000 millones de euros.

Está claro que la crisis no es para todos la misma. 

Referéndum en Escocia

Tal es la vinculación que tengo con Escocia, a la que considero mi segundo hogar, que sigo de cerca cuanto allí sucede, en especial desde que hace tiempo se viene discutiendo sobre un Referéndum independentista. Dicha consulta popular se celebrará, si no cambian los vientos, en agosto del 2013, es decir, en un año y medio.

Soy terco defensor de los pueblos y las culturas, pero también enemigo de las fronteras. El nacionalismo basado en un yo-no-soy-tu no lo entendí nunca, y mucho menos ahora, cuando las nuevas tecnologías nos han globalizado a todos por decreto. Sin embargo, me resulta curioso el poco interés que semejante acontecimiento tiene para los medios de comunicación españoles.

Las mismas cadenas de televisión que nos informan al detalle de la Premier League, no han dedicado ni un solo minuto a informar sobre lo que se cuece en un país socio, amigo y con el que tantos lazos  comunes existen.

La doble vara de los recortes

Mientras a todos nos suben los impuestos,  recortan las prestaciones y los servicios públicos se deterioran, el Gobierno del PP ha decidido conservar la asignación mensual de 13 millones de euros que recibe la Iglesia Católica Apostólica  y Romana. Será porque de la que nos está cayendo solo nos libra un milagro y conviene estar a bien con el altísimo, es decir, con Rouco Varela que es quien más pita entre los que tienen pito.

Los recursos económicos de la Iglesia son suficientes, no ya para sostenimiento, sino que iría sobrada para  acabar con la actual crisis, por no recordar que su riqueza podría acabar con toda la pobreza del planeta DOS VECES. Pero inescrutables son los caminos del Señor, y éste, al parecer, quiere que sus hijos pasen hambre, paguen impuestos y sufran un horizonte sin esperanza. Todos no – faltaría más – los encargados de velar por la Santa Moral y predicar su Palabra siguen con la excepción del IBI y con la asignación mensual que el Estado hurta de nuestros bolsillos.

Y el mensaje de salvación de la Iglesia dice, en palabras del Papa: en los 70, la pedofilia se comprendía como algo completamente en conformidad con los hombres e incluso con los niños.

La cara de vergüenza se les tendría que caer a muchos, si es que la tienen (la vergüenza claro, porque cara les sobra), adoptando actitudes complacientes hacia quienes con una mano quitan a quien no tiene y se lo entrega con la otra a quien le sobra.

Se buscan eufemismos

09/01/2012 1 comentario

Congelación del Salario Mínimo Interprofesional y subida del 1% en las pensiones. Una de cal y otra de arena. El gobierno de Rajoy jugará hasta marzo, fecha de las elecciones andaluzas, al poli bueno y el poli malo.

Cuestión de imagen. Si, y de lenguaje. Que nadie espere que el gobierno de tregua. Solo que enredará con las palabras antes de pasar a la acción.

Durante los próximos meses vamos a asistir a una liposucción lingüística, una suerte de cirugía estética del lenguaje que pretende hacer, mediante las palabras, más digestivas las medidas de recorte y ajuste duro ya calendarizadas por el gobierno.

A la congelación salarial la llamarán extrema moderación de  los salarios.

Al corte y tijeretazo en los presupuestos, estabilidad de las cuentas públicas.

Y a la destrucción del sector público – y seguida privatización –, lo llamarán reestructuración o redimensionamiento de la Administración.

¿Qué nombres usarán para referirse al copago en la sanidad o a los mini-jobs? Se buscan eufemismos.

Como alguien dijo: las palabras están cargadas de sentido.

Tienes un email

La llamada “Guerra de los Manifiestos” recuerda mucho a aquellas notitas que nos pasábamos en clase cuando íbamos a la escuela. Felices años aquellos.

Me ruboriza recordar los mensajes manuscritos que tanto ayudaban a soportar las tediosas explicaciones del profesor de Lengua y Literatura. Mucho me temo que al PSOE le pase lo mismo dentro de unos años. Cuando vuelvan la vista a tras, se ruborizarán de tanta notita, tanto manifestó y tanta firma.

El congreso del PSOE parece un esfuerzo por “cambiar algo, para que todo siga igual”. Un cambio en el estilismo: peinado, maquillaje y ropa nueva, pero los mismos problemas de fondo sin resolver.

Lástima de oportunidad perdida.

A %d blogueros les gusta esto: