Archivo

Posts Tagged ‘transición’

¿Un gobierno de concentración?

03/08/2012 1 comentario

El 19 de julio se reunieron en el hotel Wellington de Madrid un nutrido grupo de personalidades de la política, entre las que destacaba Jose Bono, Marcelino Orejea, Carlos Solchaga, Acebes y Suarez Pertierra. ¿Qué hablaron? Nadie puede asegurar nada, pero para muchos, esta ha sido una de las reuniones “discretas” que están teniendo lugar durante este verano para preparar el camino a un posible gobierno de concentración o unidad nacional.
Las reuniones implicarían también a conocidos periodistas y empresarios. Tendrían como objeto diseñar la agenda oculta de una transición hacia un gobierno PP-Psoe, que podría tener también la participación de algunos grupos nacionalistas y de Upyd. El gobierno estaría formado por un grupo de tecnócratas acompañado de algunos líderes políticos de las formaciones que darían apoyo parlamentario a este ejecutivo.
Algunos movimientos por parte de los sindicatos y las principales corporaciones profesionales tienen también este objetivo. En este caso, se tratará de garantizar una relativa paz social mediante el control de las convocatorias de movilización y la crítica a las medidas que adopte el nuevo gobierno.
Durante las próximas semanas y meses escucharán bastante la necesidad de que los dos grandes partidos pacten las reformas. Incluso podrán apreciar un llamamiento por parte de medios de comunicación cercanos al PP y al Psoe, pidiendo el gobierno de concentración.
Es la respuesta que el bipartidismo daría en caso de una intervención del Estado. También es posible que se planteé el gobierno de concentración si la situación económica y social empeora aún más.
Que nadie se lleve a engaños. No es el patriotismo ni la emergencia nacional lo que justifica esta decisión. Lo único que se pretende es garantizar la continuidad del bipartidismo y evitar un cambio radical en el panorama político. El Psoe teme que en España pueda ocurrir igual que pasó en Grecia, que la izquierda antisistema los supere en votos. El PP teme una escisión interna y un final parecido al que sufrió el CDS. Para evitarlo están dispuestos a cualquier cosa.
Rajoy es de los pocos que está trabajando para evitar esta eventualidad. Sin embargo, si la situación sigue empeorando, arreciarán las presiones desde su propio entorno y quizás se vea en la obligación de claudicar. El partido socialista ya ha advertido de hasta dónde está dispuesto a llegar para forzar el gobierno de concentración: la ya famosa campaña en las redes sociales “en defensa de Andalucía” es un ejemplo de cómo el Psoe está dispuesto a utilizar a la mayor comunidad autónoma de España como ariete contra la Moncloa. Si es necesario “forzar una crisis” institucional que enfrente a las autonomías con el gobierno de España lo harán sin dudarlo.

 

Analizamos las nuevas medidas de Rajoy

13/07/2012 2 comentarios

Las medias anunciadas por el gobierno son, en general, erróneas, inoportunas y peligrosas. Sin embargo, es conveniente juzgarlas una a una para comprender su alcance, reconocer los aciertos – que alguno hay –, la manera en la que nos afectarán, y el por qué muchas de ellas resultan tan nocivas para el país.

  1. Incremento del IVA general en tres puntos, del 18% al 21%. El tipo reducido aumenta del 8% al 10%. Se mantiene el tipo superreducido en el 4% para productos de primera necesidad.

Subiendo el IVA a mitad de un ejercicio fiscal se lleva por delante a sectores tan importantes como el turístico, que ya tienen contratada la temporada y planificado el ejercicio. Está por ver si, al final, Rajoy recapacita y mantiene el impuesto en el 8% para la industria turística y la hostelería. Al menos, hasta final de año.

La medida es impopular, pues supone una subida inmediata de los precios, perjudicando en especial a quienes ya hacen malabarismos para llegar a fin de mes. Si a esto le sumamos la subida en el IRPF, nos encontramos con una pérdida de poder adquisitivo brutal y el empobrecimiento de toda la clase media. Exigirá un esfuerzo extra a las familias con el inicio del curso escolar.

Su impacto en el consumo será negativo, sobre todo de cara a la campaña navideña de este año, en la venta de vehículos y el ocio.

La medida, no obstante, era necesaria. Sin embargo, el momento elegido y su concurrencia con la subida del IRPF, hacen que cause más daño que beneficio.

Ya manifestamos el error de tocar el IRPF y no subir el IVA en enero de este año. Entonces, las consecuencias sociales y económicas de la subida hubiesen sido menores, y la capacidad de recaudación mayor. Una medida impopular e injusta, pero necesaria. No obstante, todo tiene su momento. Y este no lo es.

Ver: http://paisdeciegos.com/2012/01/12/conservadores-o-liberales/  y en http://paisdeciegos.com/2012/01/17/el-lio-fiscal-del-pp/

  1. 2.       Suspensión de la paga extra de navidad de los empleados públicos.

Absurdo. Es un intento de encubrir una bajada de los salarios en la administración pública. Sin embargo, al elegir la paga extra de navidad, contribuyen al hundimiento de las ventas en esas fechas, las más importantes en ventas del año, de la que dependen muchísimos comercios y sectores como el del juguete.

El problema de la retribuciones en las administraciones públicas es la diferencia salarial que existe entre las escalas básicas y los puestos de dirección, casi si todos de carácter político. Además de una incorrecta estructura de los complementos y las horas extra. Es cierto que la administración precisa una reforma en profundidad. No puede ser que dos funcionarios del mismo nivel ganen salarios diferentes según estén adscritos a una administración u a otra. Se debe homogeneizar los criterios salariales, subir las bases más bajas (que están muy por debajo del mileurismo) y contener las retribuciones de los niveles más altos, generalmente asociados a la designación política.

También es necesario vincular los complementos a la productividad, sobre todo en el caso de las horas extras.

  1. 3.       Reducción del número de días de libre disposición de los funcionarios.

Los famosos moscosos  de los funcionarios siempre han sido un agravio comparativo frente a los trabajadores de las empresas privadas. Por eso el PP los utiliza para ganar algo de popularidad entre los trabajadores por cuenta ajena.

Sin embargo, no sirve para nada suprimir estos días. No se gana nada con ello. Es verdad que hay servicios públicos, en especial los administrativos, que son muy ineficientes, con tasas de improductividad muy elevadas. Un problema que hay que atajar.

El problema es que Rajoy se equivoca a la hora de acabar con estas medidas. Los últimos estudios demuestran que las empresas con más facilidad para la conciliación son las más productivas. Es decir, tenemos un problema, pero esta no es la solución.

  1. 4.       Equiparación de las condiciones de incapacidad laboral temporal de los funcionarios al resto de los trabajadores.

Otra medida inútil. Lo que se ahorrará el gobierno es ridículo y no compensa el malestar (que puede traducirse en ineficacia administrativa) que causa entre los funcionarios.

El PP pretende, con esta medida, al igual que con la supresión de los moscosos, mostrarse ante la opinión pública como el valedor de la justicia en el trabajo. Algo que, desde luego, no son.

La media, sin embargo, he de reconocer que habría llegado antes o después. Las altas tasas de absentismo laboral en el sector público, muy superiores al sector privado, y la injusta situación que causaba en el mercado del trabajo conducían, antes o después, a esta decisión.

  1. 5.       Ajuste de los liberados sindicales a lo estrictamente dispuesto en la ley.

Siempre hemos estado a favor de reducir el aparato <<parapolítico>> de la administración. Tanto en lo que a cuestiones sindicales se refiere, como en la patronal o las ong. Soy partidario de un sistema que garantice la financiación de estas instituciones mediante la deducción fiscal y los incentivos, pero no apoyo las subvenciones ni la liberación directa. Estas prácticas generan instituciones dependientes de los poderes políticos y por tanto dóciles. Estoy a favor de su sujeción a lo estrictamente legal.

  1. 6.       Recorte del subsidio de desempleo a partir del sexto mes, del 60% al 50% sobre la base reguladora.

Una decisión injusta y miserable. El PP lleva tiempo incidiendo en los mensajes que criminalizan a los parados. Se les está acusando de trabajar en negro y saquear las arcas del estado con los subsidios. De no buscar trabajo. Etc. Esta actitud del PP es vergonzosa y humilla a millones de personas honradas. Espero que todos esos parados no lo olviden en las próximas elecciones.

  1. 7.       Eliminación de la deducción por vivienda para los nuevos compradores en el 2013.

Tal y como está el mercado inmobiliario no van a recaudar mucho con esta decisión. Los problemas de financiación son el obstáculo que encuentran los compradores, por lo tanto, el repunte de ventas previo a la entrada en vigor de la medida no será significativo.

  1. 8.       Reducción del 30% el número de concejales por tramo de población.

Esta es la decisión más peligrosa de todas. Tanto el PP como el Psoe saben que esta crisis les pasará una factura electoral. Pretenden blindar las instituciones para dificultar el crecimiento de los partidos minoritarios.

Reduciendo el número de concejales se pretende excluir a las minorías de las instituciones, lesionando la democracia de modo irreparable.

Ya advertimos de la deriva totalitaria que estaba tomando el PP, con la aquiescencia del Psoe en http://paisdeciegos.com/2012/06/12/demagogia-totalitaria/ el 12 de junio. Entonces recordábamos que la reducción drástica de los cargos electos en 1928 inauguró el fascismo en la Italia de Benito Mussolini.

Sobran políticos en España. Si. Pero sólo elegimos a 77.000 (aprox) de los más de 350.000 (excluyendo liberados sindicales y patronales) que cobran de las arcas públicas. Rajoy no está suprimiendo la red clientelar del PPsoe. Al contrario, la alimenta. Pero sí pretende destruir la representación de los grupos minoritarios.

Es curioso, pero el daño electoral que la crisis puede causar a los dos grandes partidos representa, precisamente, un 30% de sus cargos electos. Es decir, están reduciendo concejales para impedir que las minorías entren en las instituciones. Y si lo lograsen, que estas no puedan condicionar el gobierno ni exigir transparencia, pues la relación de fuerzas generada por el recorte en los cargos electos seguiría favoreciendo al bipartidismo.

La medida, además, sólo podrá ser aplicada en las próximas municipales, dentro de tres años, de manera que no tiene nada que ver con el déficit económico, pero sí con el intento de desmontar desde dentro la democracia.

  1. 9.       Recorte del 20% de las subvenciones a partidos políticos, sindicatos y patronal.

Insuficiente. Aplaudo el fin de las subvenciones, que solo generan clientelismo y distorsionan la libre elección de los ciudadanos. Ahora, también hay que reducir las subvenciones a onges y a las confesiones religiosas, empezando por la católica.

El dinero público no está para financiar ni las creencias religiosas ni las ideologías de nadie. Si se debe facilitar su financiación. Pero esto no se ha hecho, ni se ha planteado un plan para acabar con el régimen de subvencionados vigentes en España.

La insuficiencia de la medida me lleva a pensar que es de carácter temporal, y que tan pronto puedan, volverán a recibir suculentas ayudas y cobrarse lo que no reciban en estos años.

  1. 10.   Las cotizaciones sociales bajan un punto en el 2013 y otro adicional en el 2014.

El impacto de la medida es ridículo. En especial porque otra de las medias va conducida a suprimir las ayudas a la contratación. Es decir, no contribuirá a generar empleo ni a conservarlo.

Mejorará algo nuestra competitividad, pero poca cosa.

  1. 11.   Suprimen las bonificaciones a la contratación.

Más paro. Eso es lo único que traerá esta decisión. La cual, además, está en contradicción con la anterior. Ridículo.

  1. 12.   Recorte de 600 millones en los gastos de los ministerios.

Decir esto y no decir nada es lo mismo. Hasta que no explique “donde” meterá la tijera no podemos opinar. Pero visto lo visto, sabemos que la sanidad y la educación serán los peor parados, junto con las políticas sociales que protegen a las personas en mayor riesgo de exclusión.

  1. 13.   Se requiere haber trabajado previamente para acceder a la renta mínima de inserción.

Igual que en la bajada del paro, el PP opta por criminalizar a los desempleados y ensañarse con los más débiles. En este caso los jóvenes, fundamentalmente. Miserable.

  1. 14.   Reforma de la tributación medioambiental e imposición del principio <<quien contamina, paga>>

Ah! ¿pero no es así? ¿quiere decir que todos estos años, con gobiernos del PP y del Psoe, quien contaminaba se escapada de rositas y los costes salían de los bolsillos de la clase media?

  1. 15.   Revisión del baremo y las prestaciones de la ley de dependencia.

Esta derecha es la más fanática, insensible y miserable de Europa. Con su política contra la ley de dependencia, la cual han criticado desde que era sólo un proyecto, demuestran lo poco que les importa al PP las personas.

  1. 16.   Abordar en el pacto de Toledo la jubilación anticipada.

Templar pensionistas del mundo: Rajoy ataca.

  1. 17.   Subida del impuesto que se aplica al tabaco.

Correcta decisión.

  1. 18.   Reducción drástica de las empresas públicas en el ámbito local.

Cuando lo vea lo creeré. Hoy por hoy es sólo una declaración de intenciones.

  1. 19.   Reducción de empresas y fundaciones públicas.

Lo dicho. Hasta ahora sólo es una declaración de intenciones. Rajoy no concreta el número de cargos de libre designación que suprimirá, ni cuándo.

Mucho ruido pocas nueces.

  1. 20.   Flexibilizar los horarios comerciales. Especialmente en áreas turísticas.

Rajoy pretende compensar con esta medida las consecuencias que tendrá para el consumo y el turismo la subida del IVA. El problema es que, los beneficiarios serán las grandes cadenas y los perjudicados el comercio tradicional.

  1. 21.   Liberalización y en su caso privatización de los transportes.

Adiós a Renfe. Con esta decisión, si es que finalmente tiene la oportunidad de vender Renfe, Aena o puertos, que dependerá de la situación del mercado, se pretende hacer caja. Pan para hoy hambre para mañana. 

  1. 22.   Homologación de las retribuciones de concejales y alcaldes.

Una excelente y necesaria medida. Rajoy se equivocó en las prioridades: esta debió ser la primera medida de su gobierno. Es inaudito que concejales o alcaldes de municipios de apenas 50.000 habitantes estén cobrando retribuciones más altas que las de un ministro. La administración local ha sido la cueva de Alí Baba, ya va siendo hora de meter a tanta gentuza en vereda.

De todos modos, la medida es insuficiente. También deberían homologarse y hacerse públicos los salarios vinculados a empresas públicas y fundaciones.

  1. 23.   Modificación del modelo de pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades.

Aún no han aclarado el alcance último de esta reforma, pero sea bienvenida. Todos sabemos que el fraude fiscal es elevadísimo, y que hay empresas que no están pagando los impuestos con los beneficios del año generado sino con los del año en curso. Confiemos que sepan hacer bien las cosas esta vez y que el articulado de la reforma sea el correcto. Quiero pensar que lo será.

  1. 24.   Cambios en el marco regulatorio de las empresas para acabar con la fragmentación del mercado.

Esta es una vieja obsesión de quienes no aceptan de buen  grado la España de las Autonomías. Lo cierto es que no existen 17 mercados, ni que un único marco legislativo genere esa unidad de mercado.

En Estados Unidos, con legislaciones muy dispares, el mercado es único. A pesar de mis reservas, no podemos criticar algo que sólo es una declaración de intenciones. Hasta que no pongan el ante-proyecto de ley sobre la mesa todo serán conjeturas. Algo que, por cierto, no ayuda. Bastante tienen las empresas con la incertidumbre del marcado como aumentar sus inquietudes con la incertidumbre de las reformas jurídicas.

  1. 25.   Nueva fase en la Reforma del sector Energético.

Mucho me temo que habrá nucleares para rato. Como otras muchas de sus medidas, está pendiente de concreción.

Resumen:

Rajoy carga contra las clases medias, los funcionarios  y los desempleados. El resto, declaraciones de intenciones, sin datos concretos ni plazos. Además, no hace una sola propuesta sobre el mercado financiero, que es lo que está más jodido. Lo que invita a pensar que no tiene ni pajolera de lo que está haciendo.

Las medidas de reducción de los cargos electos son el atentado más grave a la democracia desde la Transición. Una peligrosa deriva totalitaria que esperemos no vaya a más, aunque lo dudo. 

Retorno al Franquismo

La agenda ultraconservadora del PP tiene como objetivo llevar a España a un escenario similar al nacional – catolicismo del régimen anterior. La Transición se inició el 26 de mayo de 1976 con la aprobación de la Ley para La Reforma del Derecho de Reunión. Esta ley ha permitido una transición ejemplar de una dictadura a una democracia, y el disfrute de más de tres décadas de paz social. Sin embargo, quieren acabar con el derecho a reunión, concentración y manifestación, mediante una reforma del Código Penal que situará a todas las expresiones de opinión incómodas en el terreno de la ilegalidad.

Es un paso atrás en los derechos más básicos y esenciales para el disfrute en libertad de la ciudadanía. La Ley que pretende criminalizar a los manifestantes busca amordazar al pueblo, obligándolo a permanecer en silencio o sufrir la cárcel si alguien se atreve a discrepar. Esta medida, injustificada, pretende transformar el Estado de Derecho en un Estado Policial y encuadrar en la criminalidad a cualquier pensamiento u opinión discrepante. Estamos ante un intento de replantear la democracia, vaciando su significado e impidiendo a los ciudadanos expresar libremente sus ideas e incluso reunirse para tratar cuestiones políticas o sociales. 

Que viene la derecha… y al final vino

Es verdad que la izquierda ha abusado demasiado del famoso ¡Que viene la derecha! Y al final sucedió como en la fábula: que cuando vino de verdad, nadie se lo creyó.

La derecha gobernante en España ha roto con consensos constitucionales. Su actitud de desprecio hacia los sindicatos es prueba del talante antidemocrático imperante en este gobierno y en el partido que lo sostiene. El espíritu de consenso y concordia que inspiró la Constitución ha sido inmolado en el altar de su fanatismo religioso.

No discrepan de la izquierda. La odian. Pretenden acabar con cualquier pensamiento crítico y opuesto a su visión dogmática de la realidad. Nadie, ni los más pesimistas, esperaban algo así.

Están desmontando el Estado del Bienestar, una pieza clave de los consensos de la transición. Fue sobre el modelo mediterráneo de Estado del Bienestar que articulamos nuestra convivencia. Si cae el principio social del Estado, caerá también la cohesión social.

Nunca imaginé que el Partido Popular llegase tan lejos. Nadie lo imaginó, y como en la fábula, despertamos comprendiendo cuanta verdad tenían quienes nos advirtieron.

 

%d personas les gusta esto: